Post-factum

10,00 Impuestos incluidos

Alexander Selimov

Categoría:

Descripción

Post-factum
Alexander Selimov
Madrid, junio de 2018
ISBN: 978-84-946872-5-9
54 páginas, 12,5 x 19,5 cm.
Rústica con solapas
Colección Poéticas, 12
Precio: 10 euros (IVA incluido)

* * *

EL AUTOR:

ALEXANDER SELIMOV es poeta, ensayista y profesor titular de Literatura Española y Latinoamericana en la Universidad de Delaware. Es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Pennsylvania. Nacido en Rusia, vivió en la ciudad de la Habana, Cuba, en los años ochenta y se trasladó a los Estados Unidos en el año 1989. Ha publicado el poemario Ventanas a otros cuerpos (2017), tres monografías literarias —Derroteros de la memoria: Pelayo y Egilona en el teatro ilustrado y romántico (2018), De la Ilustración al Modernismo: la poética de la cultura romántica en el discurso de Gertrudis Gómez de Avellaneda (2003) y Autobiografía y epistolarios de amor de Gertrudis Gómez de Avellaneda (1999)—, así como numerosos ensayos y artículos en los Estados Unidos, España, Canadá, Corea del Sur y Azerbaijan.

* * *

EL LIBRO:
(extracto de poemas)

CARTA A LA HABANA

¿Por qué me dueles aún en ausencia y a destiempo?
Ya sabes, nos peleamos más de una vez,
te critiqué, me lamenté de cosas,
no fui un fiel amante y te dejé.
Por eso me sorprende
que aún irrumpas en mis sueños
y me despiertes salpicando mi cara
con recuerdos.
Me inundan las ganas de palparte de cerca,
me enredo y tropiezo en mi nostalgia fragmentada,
escalofríos de un lobo de taiga
aullando en el trópico.

*

PREGUNTAS Y ORACIONES

Observo las nubes de madrugada
flotando en lo alto.
La mente se tambalea
en el columpio plateado
de la luna menguante
a punto de desaparecer.
Hubiera querido tenerte a mi lado
y que me cuentes secretos
o chismes, no importa,
riendo por cualquier tontería.
Recostado en la tierra
sobre la hierba del campo,
araño el cielo con la mirada,
preguntas y oraciones.

*

LIBERTAD

La puerta cerrada de golpe
deja un sabor a funeral.
Caigo en mi sillón.
Saco un habano de la caja,
lo enciendo.
Un sorbo de café,
la pantalla del ordenador.
No puedo recuperar la juventud
ni desandar el paso
de todos estos años.
Pero por lo menos
ahora puedo escribir
y fumar en casa.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Post-factum”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *