Meditaciones en tiempo de hipocresía

12,00 Impuestos incluidos

Teresa Martín Suárez

Categoría:

Descripción

MEDITACIONES EN TIEMPO DE HIPOCRESÍA
Teresa Martín Suárez
Madrid, junio de 2020
ISBN: 978-84-120173-3-5
100 páginas, 12,5 x 19,5 cm.
Rústica con solapas
Colección POÉTICAS, 15
Precio: 12 euros (IVA incluido)

* * *

LA AUTORA:

TERESA MARTÍN SUÁREZ (Pimiango, Asturias, 1967) es licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Oviedo y profesora de inglés. Fue columnista del diario El Comercio, de Gijón y también colaboradora de Luces y sombras. Revista de artes y letras (no 24, diciembre 2008, Tafalla). Ha publicado el libro de poemas Súplicas del viento. Hacia Irlanda (Septem Ediciones, Oviedo, 2009), así como diversos libros en colaboración, entre los que destacan Historias de cine (CICEES, Gijón, 2005) y Dos orillas. Un mismo mar: antología de cuentistas cubanos y asturianos (CICEES, Gijón, 2006). En el año 2002 fue finalista del concurso literario «Filando Cuentos de Mujer» (Langreo, Asturias) con el relato «El sueño».

* * *

EL LIBRO:
(extracto de poemas)

Se ha visto a Ophelia, pasar río abajo, entre los patos, entre los gatos, y las bolsas de deshechos —crueldad humana— que pueblan las márgenes de esa corriente que continúa su discurso, ininterrumpido, de vida quieta, en un instante, cuando el autobús se detiene en su parada, y contempla a Ophelia, que abre los ojos desde la muerte.
Ophelia, Virginia, se ríen de la hipocresía.

*

INMÓVIL

Los sueños extraían las entrañas
Mientras la voz escapaba
Gritaba, pedía, inmóvil,
Ayuda, atrás los ojos
Quebraban, quedaban
Inmóvil batalla
Por qué no haces nada
Por qué no gritas, callas,
Sobre la mesa no olían
Los intestinos, inmóvil
Cerveza que espera.
Pero están vivos.

*

REFUGIO

Las hojas ingresaron en el caserón. Psiquiatría en una silla varada en la cordura. Y, mientras, la boda. Una boda entre las ramas desnudas, de rutina, primavera despojada de brotes previstos. Quirófanos diseccionando la hipocresía. Sangrante ceremonial sobre la hierba húmeda. Picaporte accionado por la mano adherida a otra realidad. La misma. No respira la puerta, aldabonazo de asfixia. De pronto, avanza la novia, música insistida. Se entreabre el caserón. De recuerdos la música, enmohecidos olvidos en compartimentos estancos. Avanza locura, avanza. Los ojos ingresan en el caserón. Psiquiatría vestida de blanco. Pastel nupcial hendido por manos de cirujano. Repartidas las sonrisas en vajilla de porcelana. Falsa. Cubertería etiquetada. Trozos de tarta merengados de neones, intermitentes palmadas a la espalda. Los ojos miran desde la habitación, caserón, refugio exterior. Devoradores estómagos finalizan el festín. Vacías las entrañas. Sinceridad fosilizada. Los ojos miran. La boda ha derrotado al generador de recuerdos, abundancia de palabras, palmadas, muecas, falsas. Los ojos. Hallada está la cordura insana. Repleto caserón.